Tiramisú clásico

500g de mascarpone atemperado

500g de crema de leche doble (nata)

8 yemas de huevo medianas

2 vainas de vainilla abiertas por la mitad (en su defecto 60ml de esencia de vainilla)

150g de azúcar blanca

24/30 bizcochos de soletilla

40cl de café expreso frío

8cl de grappa

60ml de amaretto

Ralladura de una naranja

20g de cacao amargo en polvo

Batir en un cuenco adecuado las yemas con el azúcar, la ralladura de naranja y las semillas de vainillas, sin las ramas, al baño María hasta que las yemas dupliquen su volumen.

Por otro lado, en un cuenco adecuado mezclar el mascarpone (nunca muy frío), la crema de leche y el amaretto sin batir, pero asegurándonos que se mezclan perfectamente. Una vez mezclados, pasar las yemas montadas al mas mascarpone y batir tímidamente durante 5 minutos, muy despacio.

Mezclar en un cuenco el café y la grappa y preparar un molde que debería de ser más o menos de 25cm de largo por 20cm de ancho y 5cm de profundo. Forrar el molde con papel pergamino colgando los extremos para poder extraerlo una vez hecho.

Ahora sumergir uno a uno los bizcochos en el café por segundos e ir colocándoles de manera ordenada en el molde. Una vez cubierto el molde cubrir los bizcochos con una capa moderada de mascarpone y esta capa espolvorearla con cacao en polvo. Repetir esta operación 3 veces y una vez lleno meter en la nevera al menos 12 horas. El tiramisú esta mas bueno de un día para otro. Una vez asentado, sacar con cuidado el tiramisú del papel de pergamino y pasarlo a una bandeja para poder servirlo. TAMBIEN se puede hacer sin pergamino y desde el mismo molde servir.