Natillas, torrija y chantilly de piña

Para las natillas.

 

4 yemas de huevo

120g de azúcar

40g de harina de maíz

50cl de leche

2 vainas de vainilla muy frescas

La piel de un limón sin la parte blanca

30g de mantequilla muy fría

 

En un cuenco, poner las yemas de huevo y batirlas enérgicamente hasta que suban el doble de su volumen, añadir entonces la harina y el azúcar. Verter un poco de leche para evitar grumos. Poner la leche a hervir con la piel de limón y la vainilla abierta por la mitad. Dejar infusionar durante 12 minutos y verter la leche en el cuenco de las yemas. Llevar a fuego suave toda la mezcla y no dejar de mover con una cuchara de plástico de pastelería. Cuando comiencen a espesar, retirar del fuego y filtrar a un cuenco que habremos enfriado previamente en la nevera. Cortar la mantequilla en dados muy pequeños y ponerla encima de las natillas para que nos queden muy lisas y sin costra, Batir todo el conjunto y guardar en la nevera durante 12 horas bien tapado.

 

Torrija:

 

240g de huevo entero pasteurizado

500g de leche

500g de nata

Pan brioche o de leche

Mantequilla

Azúcar

 

Juntar en un cuenco el huevo entero, la leche y la nata. Mezclar con un batidor y reservar.

Con un cuchillo de sierra cortar el brioche y hacer rebanadas de 2,5 cm x 7 cm. Colocar en una bandeja con bordes altos y añadir la mezcla anterior, de tal manera que queden flotando. Darles vueltas de vez en cuando y mantener en la cámara unas 3 horas.

Transcurrido el tiempo, coger una sartén antiadherente y calentarla. Añadir una nuez de mantequilla y cuando se deshaga añadir 1 c/c de azúcar. Elaborar un caramelo ligero y añadir las torrijas con cuidado. Dorar por ambas caras. Escurrir en una bandeja y reservar

 

Chantilly:

 

250 grs de nata fresca

50 grs azúcar glace

250 grs pulpa de piña

 

Montar la nata con el azúcar glace, hasta que esté semi montada y luego incorporar el puré de piña con una espátula Servir muy fría.

 

Pasar 4 cucharadas de natillas a un cuenco. A continuación, la torrija caramelizada y templada y por último una cucharada grande en forma de quenelle de chantilly. Espolvorear con canela molida y azúcar glace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.