Gnocchi de patatas y espinacas con virutas de Idiazabal curado

en

Gnocchi de patatas y espinacas con virutas de Idiazabal curado

Gnocchis de alcahofas

Gnocchi de patatas y espinacas con virutas de Idiazabal curado.

 

600g de patatas harinosas

150g de espinacas cocidas y trituradas

350g de harina

2 huevos

20cl de jugo de ternera reducido perfumado con ajo tostado y tomillo

1 pizca de nuez moscada rallada muy fresca

Flor de sal

Pimienta negra recién molida

Aceite de oliva

Perifollo

 

Lavar las patatas y cocerlas en agua y sal con su piel, procurando que no se habrán.

 

Pelarlas en caliente, pasarlas por un tamiz e incorporar los huevos, la espinaca y la harina. Salpimentar, añadir la nuez moscada y trabajar la masa lo menos posible para que no quede pegajosa.

 

Dividir la masa en dos, manteniéndola caliente, formar cilindros de 1,5cm de diámetro y 2cm de largo. Preparar gnocchi, rodándolos y aplastarlos ligeramente con un tenedor. Cubrir con papel sulfurizado y reservar.

 

Cortar el Idiazabal curado con una pelapatatas dejando que se enrollen en forma de espiral las lonchas. Reservar en un recipiente tapando éste con papel film.

 

Poner a hervir agua salada en una cacerola donde quepan los gnocchi. Cuando suban éstos a la superficie, cogerlos delicadamente con una espumadera y traspasar al el jugo de ternera, que previamente estará caliente. Mover la cazuela delicadamente para que queden bien bañados.

 

Repartir en platos hondos, espolvorear con el perifollo y las lascas de Idiazabal. Rociar con un poco de aceite de oliva y servir inmediatamente.