Gachas Manchegas

en

IMG_7154

CAPÍTULO PRIMERO

 

Que trata de la condición y ejercicio del famoso y valiente hidalgo, don Quijote de la Mancha.

 

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lantejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos

El Quijote – Cervantes

Ese lugar se llama Argamasilla de Alba el pueblo de mi padre, Pedro Madrigal Lucendo, a quien va dedicada esta receta, que tantos domingos cayeron con barras de pan y buen vino manchego. #sedcuriosos.

Y por su puesto a todos los pastores, vendimiadores y gente del campo manchego!!

Gachas Manchegas

Aunque las gachas es un plato típico de matanza en la mancha, también se elaboran en época de vendimia o como tapa tomando un vino de cosecha. Yo las he combinado con uvas moscatel, con chocolate amargo y, como “curioso”,  con carabineros y la verdad; están para resucitar a cualquiera, ahora que se acerca el Día de Todos Los Santos!!!!!

640g de harina de almortas

1 ½ de agua aproximadamente

3 dientes de ajo en camisa

300g tocino entreverado de panza

150g gramos de hígado de cerdo

3 chorizos ahumados no muy grandes

38g de pimentón dulce muy fresco

Aceite de oliva

Sal

2 barras de Pan Candeal

En una sartén onda, freímos los ajos en camisa hasta que se doren bien, pero sin que llegue a quemarse el aceite. Escurrimos los ajos y reservamos.

Troceamos el tocino (como para torreznos), lo salamos y freímos en la misma sartén de los ajos hasta que estén crujientes. Escurrimos los torreznos los dejamos con los ajos. En la misma sartén freímos el chorizo troceado y el hígado de cerdo. Escurrimos y colocar con los torreznos y ajos

En ese mismo aceite, echamos la harina y la vamos tostando como si fuéramos a hacer una bechamel.
Agregamos el pimentón y removemos rápidamente para evitar que se queme. Verter el agua poco a poco sin dejar de remover durante unos 20 minutos. Si hace falta más agua, la vamos echando a medida que veamos que se quedan secas.
Sazonar al gusto, incorporar torreznos y demás ingredientes y dejar reposar 5 minutos. También se puede dejar como guarnición el torrezno y demás en un plato aparte, pero a mi me gusta más todo junto!!

Se sirven bien calientes y se van mojando con los trozos de pan candeal.

YA sabéis, si no quieres hacer dieta ese día…moja y moja jeje

Un comentario

  1. Nodo dice:

    Madreee que buena pinta tienen!!!

Los comentarios están cerrados.