Consejos para elegir tus quesos

El queso nació como el buen Jamón Ibérico de Bellota: Para disfrutarlo sólo, acompañado o con tu mejor vino.

Hay quesos para todos los gustos; variedad de formas, texturas, aromas y sabores. ¿Cuál es la mejor selección y cuales son sus compañeros adecuados para comerlos)? No lo sé la verdad, yo tengo los míos que, si tú quieres son tuyos, pero puede que estos con consejos básicos te ayuden a saber mejor elegir los quesos y ser un Gran Anfitrión.

Antes de comprar quesos a lo loco o peor aun, por internet o por sabios vendedores, hay que tener bien clara la ocasión y la estación natural de los quesos a elegir (temperatura y humedad afecta de forma distinta a los quesos y más si vives muy lejos de donde se producen los quesos). Que haya mucha variedad de quesos en una tienda no implica que todos sean los ideales para TU OCASIÓN y no es lo mismo montar una tabla de quesos con otros manjares y chacinas, que planificar una experiencia “quesomana” con amig@s. No tiene mucho sentido preparar una orgia de quesos si después te espera una cena grandiosa. por poner un ejemplo. Empecemos por la cantidad por persona:

40-60g si es una tabla de postre o acompañamiento de un menú degustación. 60-140g si los quesos serán el gran protagonista de la velada. ¿Cuántas variedades, qué tipo de leche procede, tipo de corteza, maduración, intensidad y no menos importante, procedencia? Esa es una opción muy personal y para gustos un botón. No a todos nos gustan los mismos sabores y texturas y hay decenas y decenas de variedades de quesos en el mundo.

Yo recomiendo 4/5 para iniciados, antes de la cena o almuerzo o postre. Y de 6/12 para los que amamos la leche y sus bacterias si es único plato con su vinazo.  La temperatura de los quesos de 10 a 16°C.  El corte ideal sería rectangular para quesos tiernos o no excesivamente duros y en lascas para los mas maduros. Si compras quesos de tapa blanda y cremosos por dentro lo mejor es abrirlos por la” boina “y comer directamente de su interior. Se puede organizar por variedad de corteza o de menos a mayor acentuación en boca, es decir, de más suave a más intenso siendo para mi el toque final con un excelente queso azul o tipo Torta del Casar y catándolos de izquierda a derecha para seguir un orden de apreciación. Para acompañarlos (para mi lo ideal) es un buen pan rustico, fruta fresca de la época, frutos secos muy” frescos “y tal vez, un poco de mermelada casera si no puedes con tanto sabores variopintos. Y Para beber es más complicado por que varia de como será tu tabla de quesos, pero si no quieres fallar agua y Champagne nunca fallan.