Churros

Llámalos como quieras: Churros de lazos, bastones, tejeringos… o simplemente Churros. Dependiendo de su situación geográfica y costumbre cada uno los denomina a su manera por la forma que se les da, pero la receta y elaboración es la misma, lo único que puede variar es el toque genuino del maestro churrero.

Por regla general, la masa de churros esta compuesta por: Harina, Sal y Agua.

Cómo hacer mis churros:

Antes de nada y mientras haces la masa pon un recipiente ancho y profundo hasta la mitad con aceite vegetal a calentar a medio fuego. Ahí esta el truco de freír bien los churros.

250g de harina candeal o fuerza

360g g de agua mineral

60g de mantequilla

10g de azúcar blanca

3g de sal fina

1 yema de huevo

1 huevo

1 cucharada de esencia de vainilla

12g de canela molida

190g de azúcar

Poner en un recipiente la mantequilla y cuando se funda añadir, el agua, la sal, los 10g de azúcar, remover bien y por ultimo, sin que hierva el agua, la harina. Mezclar todo el conjunto a fuego bajo con una espátula de goma y cuando se haya formado una masa homogénea y suave retirar del fuego.

Fuera del fuego, dejar reposar 1 minuto, pasar a un brazo de mezclar (se puede hacer a mano con la espátula) y añadir primero el huevo y la esencia de vainilla; mezclar bien con la masa y después la yema y volver a mezclar hasta que la masa este suave, pero firme. Déjala reposar 2 minutos y pásala a tu manga pastelera con boca mediana rizada.

Sin subir la temperatura de aceite, apretar con una mano la manga y hacer churros de 9cm de largo. Tardan como 2 minutos en freírse por cada lado, no más. Pasarlos a papel absorbente, dejar reposar un minuto y de ahí a un cuenco o bandeja donde habremos puesto la canela molida y los 190g de azúcar. Rebozarlos ahí unos segundos y listo para comer. Servir con chocolate a la taza caliente o dulce de leche, por poner un ejemplo.