Cavatelli con garbanzos

385g de Cavatelli de primera calidad

120g de garbanzos remojados en la víspera

2 berenjenas gorditas cortadas en dados de 4cm de ancha

200g de boletus edulis muy limpios cortados igual que la berenjena (a su defecto uno bueno que encontréis y os guste)

2 escalonias picadas

4 dientes de ajo picados

10g de pimienta negra recién molida

20g de albahaca fresca

100g de cebolleta fresca picada

200g de queso ricotta

80g de queso parmesano rallado

60g de mantequilla

20cl de caldo de cocer los garbanzos

Sal fina

Aceite de oliva virgen extra

Cocer los garbanzos en un caldo hirviendo con 1 zanahoria, la parte blanca de 1 puerro, 1 cebolla, 1 hoja de laurel y sal. Una vez tiernos escurrir y reservar los garbanzos en un cuenco poniéndoles una cucharada de aceite de oliva.

En una sartén de hierro fundido poner 3 cucharadas de aceite de oliva, añadir el ajo, la cebolleta y las escalonias, dejar que tomen un poco de color e incorporar las berenjenas y los hongos. Subir el fuego y cocinar 4 minutos o hasta que se doren bien ambos. Incorporar los garbanzos y rehogar 2 minutos mas.

Cocer de manera habitual la pasta dejándola 2 minutos menos de lo que marque el fabricante. Escurrir la pasta, pasarla a la sartén de hierro, incorporar el caldo de cocer los garbanzos, dejar cocer 2 minutos más y rectificar el sazonamiento. Fuera del fuego, incorporar la mantequilla, los quesos, la pimienta negra y la albahaca. Remover bien todo el conjunto hasta obtener una pasta cremosa y servir como más te guste. Yo soy de poner la sartén en el centro y servir desde ahí a cada invitado.